FinalScore #17

Esta semana hablamos de muchos temas: SPACs, NFL, EA, además de una interesante colaboración de Tomás Fonseca, futbolista profesional argentino.

Hola, soy Miguel Ángel Hernández, CEO de FinalScore. Bienvenidos una semana más a nuestra newsletter donde hablamos de negocio y tendencias en el deporte.

Te recuerdo que puedes ver las newsletter anteriores en el archivo.


Se acerca el final de la temporada y todos, no solo los deportistas, empezamos a notar el cansancio acumulado de esta temporada tan extraña y difícil. Así que en la newsletter de esta semana, en lugar de analizar algún tema en profundidad, la vamos a jugar cortita y al pié, tiki-taka: más noticias de lo habitual, más ligeras, aunque igual de interesantes y, como siempre, que nos hagan pensar. Espero que no acabéis agotados corriendo detrás del balón 😀

El martes pasado tuvimos consejo de administración de Darwin Social Noise, agencia creativa digital de la que soy socio y consejero. Nacho, otro de los socios fundadores y lector de la newsletter, me sugirió que estaría bien incluir preguntas y dejar un espacio para que los lectores opinaran al respecto. Me pareció buena idea que empecemos a trabajar el concepto de comunidad, que podáis conversar entre vosotros y no solo conmigo. Así que ¡dicho y hecho! Substack tiene una opción que permite que los suscriptores dejen comentarios, así que lo voy a activar en esta newsletter para que podáis compartir vuestra opinión y todos la podamos leer.

Comentar es muy sencillo. Basta con ir hasta el final de la newsletter y pulsar en el icono de comentarios.

Te llevará a la web y ahí, previa identificación, podrás escribir tu texto. ¡¡Espero vuestros mensajes!!

¿Empezamos?


Algunas noticias breves

⚽️ Mediapro se convierte en el broadcaster internacional de la Chinese Super League.

📊 Espectacular plataforma creada por KPMG y FIFPro con decenas de gráficos que miden la carga de trabajo de más de 300 jugadores/as durante la pandemia.

💰Forbes ha publicado la lista de los clubes deportivos más valiosos del mundo. El primero de la lista son los Dallas Cowboys ($5,7 billones). FCBarcelona ($4,76 billones) y Real Madrid ($4.75 billones) ocupan la 4º y 5º plaza respectivamente.

📊 Basándose en los datos anteriores, los de Visual Capitalist se han diseñado una 👉 bonita infografía incluyendo únicamente a los clubes de fútbol.

🎮 La final de la eLiga Santander de eSports duplica la audiencia respecto al año pasado. Aún son números pequeños, pero queda mucho camino por recorrer.

⚽️ Muy buen acuerdo el firmado por LaLiga con ESPN. Mayores ingresos, pero aún más importante, mejor socio para la emisión de los partidos.


Esta semana tenemos un colaborador que me ha impactado. Se llama Tomás Fonseca Thorner (👉 twitter), es argentino, futbolista profesional que milita en AD Carmelita de Costa Rica, periodista y lector de la newsletter. Tomás me escribió hace unos días para comentarme que había algunos clubes en Costa Rica que también tenían sus podcasts. Cuando descubrí que además de futbolista profesional, era periodista, pensé que su punto de vista podría aportar un gran valor para los lectores de la newsletter, así que le invité a colaborar proponiéndole un par de temas para que escribiera sobre uno de ellos. Tomás me sorprendió con dos excelentes artículos en los que nos deleita con su opinión, su exquisito manejo de las palabras y que, además, nos hacen reflexionar.

Os dejo disfrutar con su primer texto. El siguiente lo guardo para dentro de un par de semanas.

Fútbol y comunicación: el triunfalismo versus la externalización de lo logrado 

Se avizora el cierre del año futbolístico. Terminan las diferentes temporadas y solo hay lugar para que un equipo por certamen levante el título. Y el resto, nada. Y allí se dispara el imaginario social reinante en el fútbol que, como decía Ayrton Senna, o lo pensaba y vivía Carlos Salvador Bilardo, “el segundo es el primero de los perdedores".

Sin irse a ese extremo, sí es menester decir que en los clubes y las aficiones queda flotando en el aire la sensación de que nada se logró. Y esto muchas veces es refrendado desde las redes sociales, donde los hinchas muestran sus enojos, desilusiones y descontentos respecto de sus equipos. No se llegó a ser primero, entonces el espectador, desde el corazón que no encontró amor correspondido en los resultados que esperaba, todo lo ve negativo y lo manifiesta, siendo los jugadores y el entrenador los principales depositarios del encono popular. Y está bien. Las redes sociales han ampliado las voces y han democratizado la comunicación y la opinión.

Pero, habitualmente desde los clubes, en ese momento de culminación, nada se dice del balance global a nivel de comunicación externa, siendo las redes sociales el canal por excelencia. 19 equipos (o el número que integren el certamen, menos uno) no son campeones. ¿Pero acaso eso no es cumplir los objetivos?

Dependiendo del país y del formato del torneo, hay clubes que buscan meterse en copas internacionales, otros llegar a la liguilla por el título (pero ganarlo no necesariamente es obligatorio), otros salvarse del descenso, otros sanear la economía, otros promover juveniles. Cada institución tiene su horizonte. No obstante, desde sectores de la prensa y de la opinión pública, el relato en circulación es que el que no gana no sirve. Impera el exitismo, gobierna el resultadismo. Dos ismos que hacen tabla rasa de cuestiones positivas que pueden haberse construido durante un año o un semestre. Si los clubes al finalizar la temporada comunicaran asertivamente que lograron cosechar los objetivos sembrados al inicio, donde expresaran hacia el afuera lo que sí se pudo ganar, provocarían un ambiente de menos hostilidad para con sus jugadores, pero también para con la propia institución.

Los canales oficiales y las redes sociales de los clubes son explotados para generar contenidos que reditúen en ingresos. En esta dirección, usarlas para expresar que se cumplieron determinados objetivos trazados y que el balance tiene aristas altamente positivas, traería interesantes dividendos.

Por un lado, permitiría que los jugadores se sintieran reconocidos públicamente. Que su trabajo no pasó desapercibido para el club, generándoles bienestar. Y esto derivaría en que aquellos que continúen en la plantilla, afronten la siguiente temporada con menos presión, sabiendo que, si se consuman ciertas metas, la valorización va existir y esto podría potenciar el rendimiento. También que los jugadores a los cuales el equipo les quisiera renovar el contrato, sientan que su ámbito laboral es agradable, ítem que puede inclinar la balanza para su continuidad. Y, además, se podría generar un entorno habilitador para que los aficionados miren con otros ojos el desenvolvimiento de sus futbolistas y bajen el tono de agresividad para con éstos. 

Dicho esto, les comento que muchos jugadores nos quedamos donde nos valoran, nos quieren y nos sentimos cómodos, incluso más allá del dinero. 

Por otro lado, manifestar asertivamente desde lo institucional resaltando lo bueno conseguido, potencialmente puede provocar que el aficionado se sienta contento de que su escudo, sin ser campeón, haya ganado en otros ámbitos. 

Todos quieren sentirse parte e identificados con grupos triunfadores y si el club estimula esto en sus seguidores, seguramente repercuta en dividendos para la organización. Ganancias simbólicas, como mayor cercanía y empatía con sus jugadores y el club como así también materiales, graficadas en venta/renovación de abonos (incluso en estos tiempos pandémicos donde está vedada la posibilidad de ir a los estadios y seducir a los aficionados a que paguen por algo que hoy no pueden utilizar es todo un desafío), en el incremento de las ventas en las tiendas virtuales y físicas y el acercamiento de nuevos patrocinios; las empresas quieren mostrar sus marcas en equipos exitosos.

Valorizar lo conseguido al final de una temporada, más allá de no tener la foto de campeón, no es tapar el sol con un dedo de lo que no se hizo de la mejor manera, sino que es una plataforma ganadora desde mejorar, construir y cosechar nuevos objetivos para la temporada entrante. 

Tomás Fonseca Thorner, futbolista profesional argentino y comunicador social. 


SPACs de deportes

Supongo que a estas alturas todos habréis oído hablar de las SPACs. Para los que no lo sepáis, os cuento rápidamente. SPAC es el abreviatura de Special Purpose Acquisition Company, una compañía que se crea por inversores de renombre pero sin actividad empresarial alguna, con el único objetivo de salir a bolsa para capitalizarse y con esos fondos adquirir otra empresa de éxito, no cotizada, que genere rentabilidad a los inversores. Esta modalidad no está exenta de críticas y riesgos para el inversor porque, de alguna forma, se salta todo el proceso necesario para sacar una compañía a bolsa.

Si os interesa profundizar en el tema, podéis leer este artículo en Cinco Días.

Como es lógico, el mundo del deporte no puede estar al margen de estos vehículos de inversión y ya hemos visto algunas operaciones, alguna de ellas muy cercana en el tiempo, como la de Genius Sports, partner de datos de la NFL, que se fusionó a finales de abril con la SPAC dMY Technology Group por $1,5 billones, pasando a cotizar en el NTSE.

Tal y como nos contaban en Forbes en este artículo del año pasado, las SPACs son un excelente vehículo para adquirir participaciones en clubes europeos. Veremos si el efecto Superliga y el golpe sufrido por los propietarios americanos de clubes ingleses ha enfriado los ánimos por desembarcar en el Viejo Continente.

Para facilitarnos el seguimiento en 👉 Sportico han recopilado todas las SPACs relacionadas con el deporte, incluyendo quiénes son los inversores principales, objetivo, el tamaño de la IPO y en qué fase están. Actualizan la lista todas las semanas, así que habrá que estar muy atento porque auguro muchas operaciones en nuestro sector con este tipo de vehículos.


La NFL se fija en el soccer

Y hablando de inversiones, puede parecer una sorpresa la 👉 noticia que aparece en Sportico en la que destapan la posible compra del club Orlando City SC de la MLS por parte de la familia Wilf (actuales propietarios de los Vikings de Minnesota de la NFL). La operación rondaría los $400-450 millones e incluiría la compra del estadio.

Tuve la suerte de negociar con la MLS por primera vez en 2005 porque ese año, en la gira mundial del Real Madrid, jugamos un par de amistosos en Chicago y Los Angeles. Por aquellos tiempos, la MLS solo tenía 10 clubes y jugaban de “prestado” en estadios de otros deportes que no tuvieran mucha capacidad para así dar sensación de estar llenos de público. Don Garber, que ya era el comisionado, o Ivan Gazidis en su momento (ahora en el Milan, tras muchos años en el Arsenal) y su equipo han hecho un trabajo excepcional porque en solo 16 años han pasado a ser 27 clubes y lo que es más importante, el soccer es el tercer deporte favorito de los jóvenes americanos entre 6-24 años. Ahora se entiende mejor la inversión, ¿verdad?

Si queréis tener más información de primera mano, en el 👉 podcast de Inside Sports Business de esta semana, hablaban con Xavi Asensi, Chief Business Officer del Inter de Miami que contaba más detalles sobre la liga de soccer americana.


La evolución de los logos de los clubes de la NBA

Todas las compañías evolucionan sus logos, los van adaptando al momento y tendencias que “se llevan”. Logos complejos, coloridos, con volumen, planos. La cuestión es evolucionar y adaptarlos a cada época y necesidad para seguir siendo atractivos para el consumidor.

Pero claro, en el mundo del deporte, el escudo es algo más que la representación de una marca e implica sentimiento de pertenencia, así que no es raro que si lo redondeamos y ponemos al oso mirando hacia el otro lado, los aficionados salgan a la calle (o a change.org) al grito de “el escudo no se toca”.

Sin embargo, en EEUU la percepción es diferente y son más rupturistas con los logos, tal y como podéis ver en este curioso vídeo que me encontré el otro día, donde se ve la evolución en el tiempo de los diferentes logos de los equipos de la NBA.

¿Cambios de escudo? ¿Evolución o cambio radical? Este me parece un tema lo suficientemente polémico para que opinéis al respecto y estrenar así los comentarios de la newsletter. Así que recordad, bajad hasta el final y pulsad en el icono para escribir vuestra opinión. Con respeto.


Juegos de mesa con realidad aumentada

Aún no hemos alcanzado el máximo rendimiento de los NFTs y ya hay compañías que están pensando en el siguiente paso, como Sequoia Games, una startup que está en Kickstarter y ha desarrollado 👉 Flex NBA, un juego de mesa que añade realidad aumentada.

En un momento en que los coleccionables digitales están de moda, Sequoia propone un modelo similar, donde compras los diferentes packs de figuras y luego tienes la posibilidad de venderlas e intercambiarlas con otros jugadores. Una vez formado tu equipo, puedes jugar al juego de mesa tanto de forma física, con un tablero real, como online.

No conozco demasiado del sector de juegos de mesa. Desde fuera, parece un nicho pequeño pero con una gran devoción (y gasto) por parte de sus seguidores. Añadirle realidad aumentada me parece que reduce aún más el público objetivo.

Veremos si acaba teniendo éxito, pero no me digáis que no os ha recordado al ajedrez de Star Wars…

Resultados financieros de Electronic Arts

👉 EA presentó sus resultados financieros hace unos pocos días y mirando la nota de prensa, vi algunos datos que está bien conocer, porque siempre hablamos de lo importante que es la industria del gaming pero conviene que esas afirmaciones se basen en números y no una simple percepción.

Como muestra, sabed que su facturación en el FY2021 fue de $6.190 millones, un 15% más que el año pasado.

Por ponerlo en contexto, os adjunto el gráfico de Deloitte con los datos de ingresos de las diferentes ligas europeas en la temporada 2018/19 (antes de la pandemia). Como veis, EA factura más que la Premier y casi el doble que LaLiga. Impresionante.

Otros datos relacionados con el deporte es que ya tienen más de 25 millones de jugadores de FIFA21 o que el número de usuarios de FIFA Ultimate Team ha crecido un 16% desde el año pasado. En Madden NFL también han tenido récord de nuevos jugadores, sin especificar su número.


Muchas gracias por llegar hasta aquí. Recuerda que puedes dejar tus comentarios sobre esta newsletter pulsando en el icono que verás más abajo.

¡Hasta la semana que viene!