FinalScore #16

Esta semana hablamos de apps oficiales y el partido en directo, esports y blockchain, del Bayern de Munich y contamos con la colaboración de Raül Llimós de Sports&Life.

Hola, soy Miguel Ángel Hernández, CEO de FinalScore. Bienvenido una semana más a nuestra newsletter donde hablamos de negocio y tendencias en el deporte.

Te recuerdo que puedes ver las newsletter anteriores en el archivo.


Lo primero, daros las gracias a todos los que habéis compartido la newsletter con otras personas, tal y como os pedí la semana pasada. Se ve que ha surtido efecto y hemos crecido tanto en visualizaciones, como en suscriptores. Muy agradecido, de verdad.

Semanas muy intensas. Final de la Champions, acaban las ligas locales, la vacunación se acelera en Europa y se vislumbra la vuelta de los aficionados a los terrenos de juego quizás para el principio de la próxima temporada.

Parece que se ve la luz al final de túnel. Seamos optimistas.

¿Empezamos?


Algunas noticias breves

📊 Según el último estudio de Two Circles, a los jóvenes norteamericanos les gusta el fútbol americano, baloncesto, fútbol (soccer) y… el boxeo! Y de media, siguen más deportes que los más mayores, pero en formatos más cortos. Interesante cambio de tendencia.

⚽️ Adidas, Real Madrid y Star Wars. No os puedo contar más porque lo presentan hoy a las 11:00am, una hora después de que mande la newsletter, aunque ya se ha filtrado un diseño con Yoda. Supongo que se podrá ver aquí o en la web oficial del club.

📊 Aunque ya estamos casi a mitad de año os recomiendo leer Evolve to win, el white paper de tendencias de marketing deportivo de Infront para 2021.

📺 Muy recomendable también el artículo sobre el “agobio de decidir” (que todos sentimos cuando entramos en Netflix) y los experimentos que hace la plataforma de streaming para facilitar la elección por parte del usuario ante la abundancia de contenido.

⚽️ Olivia Archanco, head of consumer strategy de LaLiga nos explica cómo usan los datos para mejorar el fan engagement.


El Bayern de Munich dejará de vender entradas en papel

Siendo un defensor de la innovación, no podía dejar pasar esta noticia en la que el Bayern anuncia que no volverá a vender entradas físicas y que a partir de la temporada que viene todas serán digitales.

El club alemán ya hace tiempo que usa entradas electrónicas o da la posibilidad de que el usuario se la imprima en casa. El único cambio es que por imposición del club, ya no existirá la opción de adquirirlas en papel (o en plástico si es el abono de temporada) y que no harán más comunicaciones por correo postal, solo por correo electrónico. Supongo que si son tan ecológicos, tampoco utilizarán impresoras en las oficinas del estadio 🤔 y que en la típica foto de firma del contrato de un jugador nuevo, empezarán a usar un iPad con Signaturit, ¿no?

Solo espero que los alemanes sean más tecnológicos que en España, porque aquí cuando viajas en avión o AVE (tren de alta velocidad) la mayoría de pasajeros aún se imprimen el billete en un folio entero, en lugar del antiguo billete que era tres veces más pequeño. Sinceramente, no sé si estas decisiones ayudan o perjudican al medio ambiente.

Luego está la parte emocional. Pienso en esos fans que viajan miles de kilómetros para ver por primera vez a su equipo favorito y que a partir de ahora no tendrán esa entrada como recuerdo. Quizás la puedas imprimir en casa (¿o un NFT?) pero no será lo mismo.

Y por último, pienso en las personas más mayores, abonados de toda la vida, que no se manejan bien con la tecnología, cuyos móviles son antiguos y puede que ni soporten los diferentes wallets o no tengan impresora en casa. Esto ya está pasando en España con bancos, administraciones publicas, seguros, etc. que únicamente permiten las gestiones en digital y por correo electrónico. Con la excusa de la pandemia o la ecología pasan de ser analógicos a solo digital y la sociedad aún no está preparada.

Por muy tecnológicas que sean, no me acaban de gustar estas imposiciones, la verdad. Me suenan a excusas para ahorrar, disfrazadas de ecología.


Una de las cosas que mas satisfacción me produce tras enviar la newsletter los viernes es que, a partir de ese momento, algunos de vosotros me escribís para comentar los temas que he desarrollado, dar vuestra opinión o aportar más información. Es muy gratificante ver que hay alguien al otro lado 😉

A muchos de los suscriptores os conozco en persona desde hace tiempo, pero la newsletter también me ha permitido descubrir, por ahora virtualmente, a interesantes profesionales de la industria, como es el caso de Raül Llimós (LinkedIn / twitter), Head of Content&Comms en Sports&Life, al que todos conoceréis por su dilatada carrera en radio y por el excelente trabajo de divulgación que lleva a cabo en el podcast 👉 Inside Sports Business.

Así que cuando Raül me escribió hace un par de semanas, no podía haber otro desenlace: os dejo con su valiosa colaboración donde disipa las dudas que os planteaba y nos aporta su opinión sobre el podcasting y el deporte.

El poder del podcast

Hace unos días leía en el número #14 de esta newsletter que la NFL había llegado a un acuerdo con el gigante del audio iHeartMedia para desarrollar la plataforma oficial de podcast de la competición (NFL Podcast Network). La idea es agrupar bajo un mismo paraguas y distribuidor los podcast de la NFL ya existentes y, al mismo tiempo, crear nuevos proyectos en este poderoso formato. El objetivo es aprovechar el dulce momento de la industria del podcasting en Estados Unidos para reforzar, todavía más, el storytelling de la liga más popular del país. ¿Por qué dejar de innovar? 

En la misma newsletter, el amigo Miguel Ángel se preguntaba (y nos preguntaba a los subscriptores) si en España o en Europa había clubs o competiciones que ya tuvieran sus propios podcasts oficiales. Y la respuesta, como casi siempre que hablamos de Sports business, es que Estados Unidos va unos años por delante. 

En Europa tampoco estamos en la prehistoria, hace ya hace tiempo que descubrimos el poder del audio como herramienta de comunicación corporativa y de marketing. La podcasting wars también se libra en nuestro continente, con todos los grandes players buscando su cuota de mercado y presentando propuestas para favorecer la monetización de los creadores. Todo va llegando, aunque sea a otra velocidad. Y en el ámbito deportivo, ocurre lo mismo. En Inglaterra, la Premier League ofrece ya un podcast sobre su Fantasy; el Manchester City y el United tienen sus propios podcasts; en Italia, el Inter también está trabajando bien este formato; y en España, atención, el Almería ofrece audios a la carta de su radio oficial (UDA Radio), lo más parecido que puede haber al podcasting. ¿Y la gran mayoría? A su ritmo. Estoy convencido que se irán sumando, como en su día todos los clubes/ligas fueron abriendo su canal de youtube o sus cuentas en las redes sociales. Entiendo que son decisiones interdepartamentales, a caballo entre el marketing, el branding, el digital y la comunicación. Es cuestión de tiempo. De hecho, me consta que en La Liga, siempre predispuesta a la innovación y a la captación de nuevas audiencias, le están dando vueltas al tema. 

Quizás sea por mi pasado radiofónico (18 años en RAC1), pero me parece indiscutible el potencial del podcasting para reforzar el fan engagement. La revolución tecnológica nos ha facilitado poder escuchar (y ver) lo que quieras, cuando quieras, donde quieras y como quieras. Es un formato dirigido a grandes y pequeñas audiencias. Sobre temas mainstream o de nicho. Se puede escuchar como actividad principal o secundaria. A velocidad normal o x1.2, x1.5 o x2. Es relativamente barato y enormemente efectivo para crear comunidad. Lo tiene todo para formar parte de nuestras rutinas diarias. 

En Sports&Life hemos apostado por este formato y, a parte de Inside Sports Business, nuestro podcast dedicado al negocio del deporte que ha sido amablemente recomendado en esta newsletter (gracias, Miguel Ángel), estamos produciendo con Caixabank ‘El fútbol de todos’, un podcast de fútbol puro en el que hablamos con futbolistas y futboleros. Caixabank es el banco de 16 de los 20 clubes de Primera división y el podcast le permite generar un contenido nuevo (Content is king, ya sea en video o audio) que refuerza su apuesta en este ámbito. 

Muchas marcas ya están o estarán pronto ahí. Patrocinando o haciendo branded content. Y muchas radios convencionales, como la SER, están pivotando en esa dirección.

Seguramente, el podcasting tampoco va a matar a la estrella de la radio, pero por si acaso...


En directo

La semana pasada me consultaron sobre casos de éxito de apps o webs que innovaran en la emisión en directo de eventos deportivos y recordé que había empezado a escribir sobre ese mismo tema hace tiempo pero que lo quité porque aquella newsletter estaba quedando demasiado larga, así que lo retomamos para esta edición.

En el deporte todo gira alrededor del evento en directo. Es el culmen de días, semanas o meses de preparación, no solo del deportista, sino de todo el staff de la organización, patrocinadores, broadcasters... Es lo que diferencia al deporte de otro tipo de entretenimiento. Podemos ver una serie o una película cuando queramos pero el partido hay que verlo en el momento que se produce. Y no solo por el evento en sí, sino que por su naturaleza grupal, el deporte es un espectáculo que gana valor con su consumo social. Puedes ver un partido solo, pero la experiencia es mucho mejor vivida con otros aficionados.

Creía que este momento de pandemia en el que no se puede ir a los estadios, bares ni casas de amigos, habría forzado a los clubes u organizadores de eventos a repensar la experiencia del aficionado respecto al directo, como ha pasado con otros eventos, tipo conferencias o conciertos musicales.

En aquel momento me descargué las apps oficiales de algunos clubes importantes y, más allá de las obligatorias alertas de goles, me sorprendió ver que muchos aún seguían haciendo la retransmisión del partido en texto, lo que es un poco viejuno pero tiene utilidad para determinadas personas que, por ejemplo, están trabajando y no pueden seguir el partido por televisión. Otros clubes además, permiten escuchar la retransmisión del partido con el audio de su televisión o radio oficial, lo que tampoco es muy innovador y me recuerda a los aficionados de hace 50 años pegados al transistor. A pesar de eso, seguro que sigue siendo útil para muchos aficionados que no tienen otra forma de seguir a su equipo.

Todos sabemos que los clubes no pueden emitir en video los partidos en directo por sus canales oficiales, pero su app oficial podría llegar a ser una excelente segunda pantalla que ofreciera herramientas para proporcionar una mejor experiencia al aficionado y capitalizar la relación con su club.

Para mí la clave es generar comunidad.

Desde hace mucho tiempo se dice que el negocio del deporte se basa en las audiencias: cuanto mayor es tu audiencia, mejores contratos televisivos, mejores patrocinadores, mejores taquillas, etc. Gracias a ese aumento de ingresos puedes fichar mejores jugadores que hacen que ganes más partidos, lo que incrementa tu audiencia y retroalimenta ese círculo virtuoso.

Siendo esto cierto, parece que donde realmente está el valor no es tanto en la audiencia sino en la comunidad. Y ya hemos visto hace poco lo importante que son esas comunidades en el fútbol, ¿verdad?

“La diferencia entre una audiencia y una comunidad es hacia dónde se enfrentan las sillas” - Chris Brogan

El aficionado actual ya no quiere sentarse frente a la tele y consumir. También quiere participar, quiere charlar con sus amigos mientras ve el partido, quiere opinar, quiere que su voz se escuche. Quiere ser protagonista y formar parte del espectáculo. Y si su club no se lo permite en las plataformas oficiales, lo hará en twitter, instagram o cualquier foro, donde se generará esa conversación y, por tanto, crecerá la comunidad, alejada del propio club. Eso es lo que ha hecho que muchos clubes tengan que ir a esas redes sociales a buscar a sus aficionados, en lugar de tener acceso directo a ellos, que sería lo más lógico.

Habiendo trabajado en un club sé lo reacios que son (éramos) a dar “oficialidad” a esas opiniones, pero son las reglas del juego y todo ha cambiado con las redes sociales.

Desde mi punto de vista, tampoco es necesario que las aplicaciones oficiales se transformen en un foro de discusión y opinión. Simplemente se trata de que se conviertan en la opción preferida de los aficionados para seguir a su club durante un partido, mientras lo ven por la tele. Aprovecharse del efecto de red y que todos salgan ganando.

Seguro que muchos de vosotros tenéis un grupo de WhatsApp o Telegram con vuestros amigos futboleros donde os vais enviando mensajes mientras veis el partido cada uno en vuestra casa. Muchos más seguiréis y participaréis en la conversación a través de twitter e incluso algunos lo comentáis en clubhouse.

¿Habéis visto que los youtubers cuando emiten en directo tienen activado el chat y van leyendo lo que les escriben sus seguidores?

¿Y si esa opción de crear grupos de amigos para conversar existiera en la app oficial? No parece complicado de implementar. Premio para el club que se atreva, además, a promocionarlo entre la afición rival 😀

Pero para mantener a los usuarios en la app, es necesario dar algo más que un lugar para charlar. Hay que generar y mantener la conversación. Salpicar de micromomentos los 90 minutos del partido (más la previa y el post).

Aquí hay muchas alternativas: desde votar previamente quién quieres que juegue (y así puedes pulsar el sentimiento de la afición), pasando por estadísticas, datos curiosos, opinión de expertos, imágenes exclusivas, votaciones, interacción, sonido ambiente, MVP… Actualmente, con la potencia de los móviles, las posibilidades y formatos son infinitos.

Hay empresas como Stats Perform o Second Spectrum (recién comprada por Genius) que generan multitud de datos estadísticos que podrían alimentar de gráficos ese feed de la segunda pantalla. O herramientas como las de LiveLike que ofrecen la posibilidad de que el aficionado participe.

Pero además, no hay que olvidarse de que algunos de los contenidos que el usuario genera en casa pueden alimentar el propio espectáculo. Ya hemos visto diferentes iniciativas que permitían que imágenes de los aficionados aparecieran en la publicidad perimetral del estadio y en Japón están experimentando para permitir que los aficionados animen desde casa y poner ese audio en la megafonía del estadio.

Seguro que los que hayáis visto el documental Drive to Survive 3 de Netflix os ha sorprendido que los pilotos, al acceder al circuito, se parasen a hablar a través de zoom con aficionados que estaban en sus casas. ¿Y si eso se pudiese hacer desde la app oficial? Hay mucho contenido exclusivo que se puede explotar antes y después del partido, sin afectar a los derechos de televisión.

Pero esto no es todo. Ahora que muchos tenemos smartwatches, se podría acceder a la información del ritmo cardiaco y saber cómo late la afición. Esto es más complejo y parece ciencia-ficción, pero ya lo hicieron en un estadio de Sydney ayudándose de pulsómetros.

Y si seguimos pensando en aplicaciones basadas en desempeño físico, tampoco estaría mal que pudiéramos emular la distancia recorrida por nuestro jugador favorito: “Si quieres parecerte a Ronaldo, esta semana debes correr un mínimo de 14,3km diarios”.

Por supuesto, no nos podemos olvidar de lo más importante: la cantidad de datos que se generan con el uso de las apps. Una fuente de gran valor para aprender del comportamiento del aficionado, saber lo que le gusta, cuándo lo utiliza, cómo.

Igualmente, una comunidad fiel se traduce en un mayor potencial en la generación de ingresos, ya sea vía patrocino o e-commerce, e incluso bajo modelos de suscripción, tan habitual en las apps de los móviles.

Me gustaría seguir proponiendo ideas, pero estamos llegando al límite de la newsletter. Sé que muchas de estas propuestas son fáciles de escribir pero difíciles de implementar, aunque mejorar la experiencia del fan merece el esfuerzo. Seguro que lo agradecen.


Eventos: Esports Week

🔥 Esports y blockchain. Probablemente dos de los temas más interesantes del momento. No hace falta decir nada más, salvo agradecer a Esports Bureau la organización de estas sesiones cargadas de contenido y ponentes relevantes.


NBA, Marvel y Star Wars

Tenía curiosidad por ver cómo había sido la emisión especial del partido de la NBA tematizado con Marvel del que hablamos la semana pasada. Os dejo un par de videos que he podido encontrar:

Tampoco podía dejar pasar una fecha señalada como el 4 de mayo, día de Star Wars (May the 4th “be with you”), otra propiedad de Disney, como Marvel y la propia ESPN, que también tuvo su especial, aunque un poco cutre para mi gusto.


Muchas gracias por llegar hasta aquí. Si te ha gustado, dale al ❤️ y compártela con otras personas a las que creas que le puede interesar.

Por supuesto, encantado de recibir vuestros comentarios, aportaciones y descubrimientos para mejorar esta newsletter. Solo tienes que responder a este mensaje y contarme lo que quieras.

¡Hasta la semana que viene!

Recuerda que me puedes seguir en LinkedIn o twitter y que si quieres, puedes 👉 leer las newsletter anteriores.

Si te ha enviado la newsletter un amigo y te ha gustado, te puedes suscribir aquí

Subscribe now