FinalScore #14

Esta semana solo se puede hablar de la Superliga, aunque es igual de recomendable leer la colaboración de nuestro invitado, Eugenio Alonso de Stats Perform.

Hola, soy Miguel Ángel Hernández, CEO de FinalScore. Bienvenido una semana más a nuestra newsletter donde hablamos de negocio y tendencias en el deporte.

Te recuerdo que puedes ver las newsletter anteriores en el archivo.


No hace falta decir que ha sido una semana muy intensa: muchas llamadas, muchos WhatsApp y muchas noticias que leer y digerir. A medida que se iban precipitando los acontecimientos, pensé que hoy viernes ya no habría nada de lo que hablar e incluso me planteé mencionarlo solo por encima. Pero me puse a escribir y casi no dejo espacio para la colaboración de Eugenio!

Así que esta edición de FinalScore es casi un monográfico de la Superliga. La semana que viene, espero que vuelva a ser “normal”.

Y claro, al final, con todo el lío que se montó no hicimos la charla en Clubhouse, pero participé en un ▶️ debate organizado por Reason Why junto a otros profesionales de diferentes sectores: marketing, medios, innovación, etc.

Esta semana no he podido dedicar mucho tiempo al directorio de recursos y eso afecta al tráfico. Poco más de 100 visitas en estos 7 días. Como podéis comprobar, en cuanto dejas de prestarle atención y empujar, el tráfico cae. Eso sí, ya está todos los recursos actualizados e incluso estoy añadiendo algunos de eSports. Espero tener más tiempo la semana que viene, porque entre otras cosas, tengo que elegir y comprar un dominio para la nueva versión del directorio.

¿Empezamos?


Algunas noticas breves

👨🏻‍💻 Si no pudisteis ver el Galicia Sportstech Congress, os dejo el 👉 enlace a los videos de todas las sesiones. Hay algunas muy interesantes.

⚽️ The Unofficial Partner nos trae una lista de las 10 cuentas de TikTok de clubes de fútbol a los que seguir en la red social de los bailes 😀

🏉 La NFL ha llegado a un acuerdo con iHeartMedia para potenciar y crear nuevos podcasts de la liga. ¿Sabéis si algún club/liga en Europa tiene un podcast oficial? No me suena ninguno.

🏟 Ya vimos que algunos clubes están ofreciendo publicidad gratuita en sus redes sociales a los negocios locales pero en Wisconsin han ido más lejos y ceden (esta vez de pago) los naming rights de su estadio.

🗞 Aunque es de hace un par de meses, me ha parecido muy interesante el CEO Playbook: A practical guide for leading and managing a sports business in a new era de Matt Rogan, cofundador de Two Circles y senior contributor de SportsPro.

💰 Overtime levanta $80 millones, con Jeff Bezos entre los principales inversores.


Tenemos que hablar de la Superliga

Semana muy movida en el mundo del fútbol: filtraciones, anuncio de represalias antes de que hubiera una comunicación oficial, presentaciones un domingo por la noche, explicaciones, reacciones de todos los estamentos y de los propios aficionados, los clubes ingleses que se lo piensan y se salen, luego los demás, hasta que solo quedan Real Madrid y Barça… y el proyecto, parece que se desactiva ¿por ahora?.

Increíble todo lo que ha pasado en un par de días. Una agitación que no se veía desde hace muchísimos años en la industria del fútbol.

Haciendo el ejercicio de análisis desde fuera, cogiendo distancia, comprendo los argumentos de ambas partes. Entiendo que los grandes clubes que hacen inversiones millonarias en estadios, jugadores, etc quieran tener más control y ser dueños de su destino, sin terceras partes que les cambien las normas de juego. Quieren la tarta para ellos y planificar el largo plazo sin sorpresas.

Y comprendo al aficionado y a los clubes que no forman parte de esa autonombrada elite, que quieren seguir manteniendo la tradición, el espíritu competitivo y la posibilidad de crecer en base a su esfuerzo y méritos deportivos conseguidos en el césped, no en los despachos. Quieren ligas nacionales fuertes y seguir encandilando a su afición cada fin de semana.

Sin embargo, mi opinión va por otro camino, que tampoco será compartido por determinados sectores. Mi posición, y ya lo hemos comentado algunas veces, es que el fútbol necesita un cambio más profundo. Florentino Pérez y Agnelli han mencionado en repetidas ocasiones la falta de interés que despierta el fútbol en los más jóvenes. A falta de estudios detallados, lo que sí es bastante obvio es que su forma de consumir contenido es diferente.

Esto no es nuevo. Llevamos años con la misma canción pero se hace poco por cambiar en lo básico. No vale simplemente con ser el más simpático en twitter o publicar las fotos más chulas en Instagram. Hay que ser más drástico porque ahora se compite contra una gigantesca oferta de entretenimiento que marca normas de consumo nuevas.

¿Cómo se defiende el fútbol de fenómenos como el binge watching (maratón de series)? ¿Cómo compites con un cantante que se pasa un año de gira visitando decenas de países y tocando en directo, cuando un club europeo solo visita 4 o 5 países al cabo del año? Tu grupo favorito da un concierto en tu ciudad el mismo día que emiten un partido de tu equipo en la TV. ¿Qué eliges? ¿Cómo te posicionas contra un metaverso como el de Fornite donde puedo divertirme, vacilar de mi nueva skin, competir en primera persona y además, charlar con mis amigos? ¿Cómo luchamos contra FIFA21 donde los chavales fichan para su equipo a los jugadores que quieren y controlan el juego en lugar de ser espectadores pasivos?

Y no solo eso. ¿Cómo compite el fútbol en esta era de abundancia donde toda la música, vídeos, podcasts, libros, series, películas y el entretenimiento en general están al alcance de la mano, de forma inmediata y por un precio ridículo comparado con el coste del fútbol?

En España, suscribirse a Netflix cuesta entre 8-16€ al mes, Spotify 10€, PlayStation Plus (para jugar online desde las consolas) cuesta 60€ al año, mientras que ver Liga y Champions cuesta 105€/mes (eso sí, incluye acceso a internet, móvil, más canales de TV…). Actualmente no hay ninguna oferta que permita contratar sólo los partidos de Liga y/o Champions. Hace un par de años se podían ver en Mediaset con un coste mensual de 20€ LaLiga, 16€ Champions o 35€ ambos.

De este cambio no se libra nadie. Qué casualidad que la mayoría de los sectores de la industria del entretenimiento ya han pasado, de forma más o menos traumática, por cambios radicales que se han producido en un corto espacio de tiempo. ¿Va a ser el deporte la única excepción? No lo creo.

Hace pocos años y simplificando mucho, el negocio en la música consistía en producir un disco y cobrar por cada copia vendida. Ahora, o vas de gira o muy pocos pueden vivir únicamente de lo que generas con la venta de CDs, Spotify o Apple Music.

Hasta hace nada, las películas se estrenaban en cines y seguían una explotación en diferentes ventanas, como el DVD, la televisión de pago y luego abierto. Ahora se empiezan a estrenar directamente en plataformas de streaming y las salas de cine y los DVDs desaparecen.

Hace unos años, los videojuegos se compraban en tiendas y ahora te los descargas directamente de las stores de Microsoft, Sony o Apple. Antes, el beneficio estaba en la propia venta del juego, ahora en comprarte un pase de temporada, loot boxes o un traje nuevo para tu personaje.

Por suerte o desgracia, la tradición tiene un importante peso específico en el deporte y cualquier cambio en lo básico es difícil de acometer. Estoy cansado de hablar con gente de la industria y la gran mayoría coincide en que los partidos no tendrían que durar 90 minutos y debería haber más acción. Pero ahí seguimos, sin que nadie se atreva a cambiarlo. Todo lo contrario, se introduce el VAR que paraliza la acción durante unos cuantos minutos más. O se permiten continuas interrupciones por faltas muy exageradas o inexistentes. Mal vamos.

¿La solución es poder ver más a menudo partidos entre el Real Madrid y el Liverpool o el Barça contra el Chelsea? ¿Quizás en 10 años meter clubes americanos o asiáticos y hacer una liga mundial? ¿Jugar en Nueva York o Pekín?

Y lo gracioso es que, de alguna forma, esa Superliga ya existía y se jugaba en verano: la International Champions Cup. FC Barcelona, Real Madrid, ManUtd, Liverpool, Arsenal, Bayern, Borussia, PSG… ya estaban todos. Vale que eran amistosos de pretemporada sin que los jugadores estuvieran a su máximo nivel competitivo, pero no dejaba de ser un gran espectáculo, con los estadios llenos, normas relajadas que podrían haber permitido experimentar, posibilidad de establecer contacto directo con broadcasters de todo el mundo, patrocinadores, obtener datos reales para hacer un plan de negocio irrefutable... Que yo sepa, ni UEFA, ni FIFA dijeron nunca nada de esta competición. Habría sido relativamente fácil crecer sobre esa base, poco a poco, sin hacer ruido…

Aunque tengo mis dudas. Seguro que esta propuesta podría haber funcionado unos pocos años, pero luego nos cansaríamos de ver ganar siempre al mismo, como pasa en la Fórmula 1. Están los mejores: Mercedes, Ferrari, Renault (bueno, Alpine), Red Bull, Alfa Romeo, McLaren o Aston Martin, pero en los últimos 11 años el mundial se lo ha llevado Red Bull 4 veces seguidas y a continuación 7 títulos consecutivos para Mercedes. Ya me contaréis qué interés tiene desde el punto de vista competitivo.

En cualquier caso, esto no deja de ser una solución cortoplacista, enfocada a la misma generación que ya paga por ir al estadio o ver los partidos en TV, los que hemos pasado nuestra juventud con solo 2 canales de televisión, sin internet, sin iPod y sin móviles.

Si de verdad queremos atraer la atención de los jóvenes quizás debería haber participado en esa Superliga el Móstoles DUX, equipo con el que juega el 👉 youtuber DjMaRiiO y que consigue TODOS los días más de 1 millón de visualizaciones en sus partidos de FIFA21.

Por ponerlo en contexto, DjMaRiiO ha tenido más de ¡2.400 millones! de visualizaciones en su canal desde que lo abrió en 2009, mientras que el FCBarcelona ha conseguido 1.673 millones o 726 millones del Real Madrid, ambos desde 2006.

¿Quién conecta mejor con la audiencia joven del fútbol?

No me puedo extender más. En resumen, lo que ha pasado en estos días me parece que hace daño a la industria porque la divide, porque crea bandos en un momento en que todas las partes deberían estar unidas para construir el futuro juntos, en lugar de desgastarnos en discusiones rico-pobre, popular-exclusivo, abierto-cerrado que no llevan a buen puerto.

Quizás en unos años, como pasó en la industria de la fotografía o en los móviles, cuando se den cuenta, ya no habrá dinero que repartir y dará igual lo grande que hayas sido. Que se lo cuenten a Kodak o a Blackberry.


Esta semana tenemos como invitado especial a Eugenio Alonso (👉 LinkedIn), Sales Manager Southern Europe de Stats Perform que nos va a contar cómo ha vivido en primera persona la evolución del uso de datos en el deporte y los servicios que brinda a la industria. Conozco a Eugenio desde hace muchos años y siempre me ha agradado su forma de ser tan cercana, su espíritu de colaboración, así como la pasión que tiene por el deporte y los datos. No podía ser de otra forma, ¿verdad?

Os dejo con su interesante colaboración.

Stats Perform, de proveedor de datos a proveedor de servicios de IA y tecnología

El próximo mes de mayo se cumplirán 10 años desde que me incorporé a Opta Sports. Parece que fue ayer, pero ha pasado ya una década. Y si tuviera que definir con una palabra el paso de estos años sería sin duda REVOLUCIÓN. De hecho, ya ni siquiera nos llamamos así, y Opta es una marca más bajo el paraguas de la consolidada Stats Perform.

Cuando llegué la compañía estaba plenamente enfocada a la recolección y distribución de datos deportivos en tiempo real. Principalmente a medios de comunicación, equipos, ligas, federaciones y casas de apuestas. Y el análisis de datos era estrictamente manual, aunque pronto empezamos a automatizarlo mientras mejorábamos y ampliábamos nuestras bases de datos con más competiciones y yendo hacia atrás en el tiempo. Tener un histórico de datos de las mayores competiciones significaba poder empezar a analizar tendencias, cambio de patrones en el tiempo y, sobre todo, la búsqueda de perfiles concretos de jugadores. La visualización de todos estos datos en forma de mapas de calor, de pases, etc., también daba sus primeros pasos.

Como digo, el análisis predictivo era prácticamente manual a través de nuestros equipos editoriales, que buceaban en los datos enfocados a analizar la previa de los partidos. Y poco a poco se empezó a analizar durante los directos y en el post partido. Ofrecer los datos claves de forma entendible para los fans del deporte estaba (y está) en nuestro ADN. Y nuestro éxito ofreciendo estos datos en plataformas sociales como Twitter, absolutamente ligadas a la rabiosa actualidad, está sobradamente contrastado con millones de fans de todas las latitudes.

Pero con la (r)evolución de la compañía, primero tras la compra de Opta por parte de Perform Group en 2013, y posteriormente por Vista Partners y la fusión con la otrora competidora STATS LLC en 2019, el análisis y visualización de datos se realiza a través de complejos algoritmos. Estos algoritmos nos permiten, por ejemplo, conocer en directo las probabilidades que los equipos tienen de ganar un partido en función de los acontecimientos que se van sucediendo en el mismo. El ‘Live Win Probability’ vio la luz durante el ‘Boxing Day’ que en 2019 ofreció Amazon a sus clientes en Reino Unido.    

Pero el gran salto llega en 2020, tras la fusión con STATS y la compra de otras compañías como Automated Insights, dedicada a la generación de texto automatizado basado en datos; o Thuuz Sports, con su software que automatiza la generación de ‘highlights’ y ‘clips’ de vídeo, directamente conectado con los eventos y metadatos de Opta. También hemos creado nuestro propio motor de gráficos (Opta Graphics) que, conectado directamente con nuestros datos y con posibilidad de acceder a una cuenta de Getty Images, facilita enormemente la labor de editores y social media managers en la generación y publicación de gráficos que alimenten artículos, ‘posts’ o incluso programas de TV o las pantallas del estadio en el caso de los equipos de fútbol.

La generación automatizada de texto basada en los datos (NLG en sus siglas en inglés), permite la generación automática de artículos de previa, crónicas de partidos basadas en datos y, sobre todo, la generación de ‘insights’ o análisis en vivo cada vez que un jugador rompe un récord o un equipo logra un hito. Y la última en llegar es la generación automatizada de biografías de jugador, que se actualizan automáticamente cada semana con los nuevos datos de rendimiento tras los partidos. 

Como dice nuestro “claim” actual, “Revolucionamos el deporte a través de la Inteligencia Artificial”. Brindo por otros 10 años de Revolución.  


Curso de Big Data aplicado al deporte - Real Valladolid

Acabamos de leer lo importante que son los datos en el mundo del deporte y sus aplicaciones no solo en el área deportiva, sino en medios de información o en marketing. Para mí, estamos solo al principio de una revolución que sin duda, va a ser omnipresente en el futuro del deporte.

Es por eso que me ha parecido adecuado hablaros del curso de Big Data aplicado al deporte que organiza el Real Valladolid con la Fundación General de la Universidad de Valladolid. Destacar que el curso es eminentemente práctico y se centra en explicar las aplicaciones reales del Big Data en el deporte.

La dirección del curso corre a cargo de Paco González, uno de los mayores expertos de Big Data en España, que ha trabajado en clubes como el París Saint Germain, Sevilla, Las Palmas y actualmente es el Director de Transformación Digital y Adjunto a la Dirección deportiva del Real Valladolid.

Llevan 14 ediciones, lo que demuestra la calidad e interés que despierta el curso. La formación es online y dura 3 meses, con 140 horas de teoría y otras 140 de práctica.

Como podéis ver en su web, el precio del curso a día de hoy es de 2.730€ pero hablando con ellos y pensando que quizás a alguno os podría interesar hacerlo, os aplicarían el precio más bajo posible: 1.300€. Ya se lo podéis agradecer porque son más de 1.400€ de descuento!!

👉 Aquí os dejo más información detallada del temario.

👉 Y si os interesa hacer el curso y queréis que os apliquen el precio especial, en lugar de hacerlo por la web, escribid directamente a info@moneyball.es y decid que lo habéis leído en esta newsletter.


Buscando trabajo en el deporte

No hace falta que os diga lo complicado que es conseguir un trabajo en un club de fútbol. Hay pocos clubes, muchos de ellos tienen estructuras pequeñas y encima, la oferta sobrepasa con mucho a la demanda.

Sin embargo, los que queréis entrar en la industria del deporte, ahora lo tenéis más fácil que hace unos pocos años. Los clubes se están profesionalizando, creciendo en empleados y buscando talento más especializado, como veíamos por el curso anterior de Big Data.

Antiguamente, era difícil entrar en un club si no tenías un “padrino” que intercedía por ti. Aunque la contratación por referencia sigue funcionando, lo que me parece perfecto si el candidato es el adecuado para el puesto, los procesos de selección también se ha profesionalizado y entidades como LaLiga no deja de publicar posiciones nuevas.

Comprenderéis que los departamentos de RRHH de los clubes o entidades deportivas reciben miles de CVs sin pedirlos y que contratan los servicios de head hunters cuando buscan un perfil muy específico, pero me picó la curiosidad ver si estaban utilizando plataformas como LinkedIn.

Sin ser un análisis exhaustivo, os dejo los enlaces a las secciones de empleo en LinkedIn de varios clubes españoles, otros de la Premier y alguna entidad como LaLiga, RFEF o NBA. A ver si sois capaces de adivinar, a priori, cuáles de ellos tienen ofertas y cuáles no. Es fácil 😀

Real Madrid / FC Barcelona / Valencia CF / Sevilla CF / Atlético de Madrid

Chelsea / Manchester United / Liverpool / Manchester City

LaLiga / RFEF / Premier League / NBA


Muchas gracias por llegar hasta aquí. Si te ha gustado, dale al ❤️ y compártela con otras personas a las que creas que le puede interesar.

Por supuesto, encantado de recibir vuestros comentarios, aportaciones y descubrimientos para mejorar esta newsletter. Solo tienes que responder a este mensaje y contarme lo que quieras.

¡Hasta la semana que viene!

Recuerda que me puedes seguir en LinkedIn o twitter y que si quieres, puedes 👉 leer las newsletter anteriores.

Si te ha enviado la newsletter un amigo y te ha gustado, te puedes suscribir aquí

Subscribe now